Archivo de la categoría: www

Contador sencillo en PHP

Cuando quiero llevar la cuenta de las visitas que recibe cierta web y me da igual de dónde vienen, cuál es su ip, qué ha desayunado… en fin, que sólo quiero saber las veces que una página ha sido vista (cargada) suelo usar un sencillo script en PHP. La idea es muy simple, guardaremos en un fichero de texto plano un número que serán las visitas y le iremos sumando una unidad cada vez que se cargue la página que contiene el script. Veamos el código:

<?php
        // Contador sencillo en PHP
        // contador.txt será el fichero de texto que guardará las visitas. 
        // Debe tener permisos de lectura y escritura 
        // (chmod 666 ó 777 en GNU/Linux o con vuestro cliente de FTP)

        // Abrimos el fichero para lectura
        $df = fopen("contador.txt","r");

        // Leemos lo que hay en el fichero, que serán las visitas
        $contador=fread($df,filesize("contador.txt"));
        $contador = $contador+1;
        fclose($df);

        // Ahora lo abrimos para escribir en él las visitas
        $df1=fopen("contador.txt","w");
        fputs($df1,$contador);
        fclose($df1);

        // Por último, lo leemos otra vez para que nos muestre las visitas actualizadas.
        $df1=fopen("contador.txt","r");
        $visitas=fread($df1,filesize("contador.txt"));
        fclose($df1);
?>

Para los no iniciados en PHP, las dobles barras (//) indican que lo que haya a continuación se trata de un comentario y por tanto no tendrá efecto en el código.

Y ya está. Podríamos inicializar la variable contador a 0, pero basta con que el fichero de texto, al principio, contenga un 0.

Ya sólo queda incluir este trozo de código en la web que queramos y, si nos interesa mostrar las visitas, tan sólo escribiremos <?php echo $visitas; ?> en aquel lugar de la web donde deseemos que se vean.

Aplicaciones web: Meebo

Con éste, empezamos una nueva colección de artí­culos sobre aplicaciones web.

Una aplicación web es un programa que se ejecuta en un servidor (habitualmente otro ordenador) pero al que accedemos mediante un navegador. De esta forma, todo el trabajo se realiza en el lado del servidor, nuestro PC sólo recibirá los resultados (parecido a la arquitectura cliente-servidor). Además, es independiente de la plataforma. Así­, un programa podrá ser utilizado por cualquier sistema operativo siempre que use un navegador que la soporte. ¿Ejemplos de aplicaciones web? Estás cansado de usarlas: la Wikipedia, los CMS como wordpress, los webmails como gmail

La mensajería instantánea (IM) es algo tan popular hoy en dí­a como lo fue el IRC hace unos años. Hay muchos programas de mensajería instantánea, desde el más popular por estos lares (que no el mejor…) MSN Messenger, al Yahoo! Messenger, pasando por el ICQ (el pionero), Jabber

La mayoría de la gente tendrá una sola cuenta en alguno de estos servicios, aunque habrá algunos (como un servidor) que use otros protocolos por el motivo que sea (algunos amig@s usan unos servicios y otros, otro). No voy a hablar aquí­ de que no hace falta instalar un programa para el MSN Messenger, otro para el ICQ, etc. (tenéis en el Gaim un todo en uno), sino de una aplicación web que nos permite chatear con nuestros contactos de estos distintos servicios, pero sin instalarnos ningún programa, tan sólo usando el navegador. Esto es muy útil si usamos un PC donde no tenemos permiso para instalar o ejecutar ciertas aplicaciones (universidades, cibercafés…).

La solución se llama Meebo y soporta AOL, ICQ, Yahoo! Messenger, MSN Messenger, Jabber y GTalk.

¿Qué necesitamos?

Meebo

– Casi cualquier navegador: Firefox, Opera, Internet Explorer, Safari…

– Entrar en Meebo.

– Poner nuestro nombre usuario del protocolo que usemos y la contraseña. Es decir, algo como yosoyaquel@hotmail.com y la contraseña.

– Ya está. ¿Esperabas algo más complicado? 😉

– Si queremos, aunque no es necesario, podemos crearnos una cuenta en Meebo también, (gratuito, por supuesto). Arriba del todo de la página principal veréis que pone: ¡Únete a meebo hoy! Tendremos acceso a características como guardar los logs de las conversaciones y alguna cosa más.

Enlaces relacionados

Validando voy, validando vengo

Ayer lo comprobé: nand-magazine.net cumple los estándares de XHTML 1.0 y CSS2.

¿Qué es esto de la validación?

Validar un documento web es comprobar que cumple con los estándares, que se ajusta a unas reglas o como les gusta decir a algunos técnicos, que está bien formado (well formed). Por ejemplo, si tenemos que escribir un texto en español, lo tendremos que hacer con el vocabulario y reglas semánticas y ortográficas de dicho idioma. Para el caso particular de los documentos web, si estamos haciendo una página en HTML 4.0 deberemos usar las etiquetas y formato de dicha versión de este lenguaje de etiquetas.

¿Por qué es importante validar una web, en definitiva, seguir los estándares?

¿Has usado alguna vez dos navegadores distintos para ver las mismas páginas? ¿Uno de ellos era el Internet Explorer? Y seguro que en algunas habrás llegado a la conclusión de que ‘en el Internet Explorer se ve bien, pero en el navegador X se ve todo descolocado y feo‘, o al revés. En realidad lo que sucede es que el navegador de Microsoft no sigue los estándares y cuando hacemos una web, interpreta ciertos elementos a su manera o sencillamente tiene unos propios que no sirven para otros navegadores.

Imagínate que decimos que A es el lenguaje oficial y único del paí­s P. Toda la gente lo habla y escribe, están claras las reglas, las aprenden en la escuela desde pequeños. Pero ahora, una pequeña comunidad varí­a el lenguaje A y se inventa otras palabras, otra ortografí­a que sólo pueden entender los miembros de esa comunidad y sólo usan ese lenguaje, el lenguaje B. ¿Qué pasa? La gente que usa el lenguaje A no entiende totalmente a la gente de esta comunidad y están frustrados, porque ellos están siguiendo la normativa de un lenguaje usado por toda la gente del paí­s P y ahora si quieren comunicarse con esta comunidad tendrán que ‘romper’ las reglas, olvidarse de ciertas reglas sintáticas u ortográficas sólo para cuando hablen con los B parlantes. ¿No será mejor que toda la gente del país P hablase el mismo idioma?

Si una página web cumple los estándares, se verá de la misma manera en cualquier navegador. Así­, nuestra página no discriminará a la gente por su navegador.

Ah, vale, estoy interesado. ¿Cómo sé si mi página es ‘válida’?

Existe una herramienta web, cortesía de la W3C (consorcio que se encarga de velar por la buena salud de la web), en la que ponemos la dirección de nuestra página (o subimos sólo el documento que queremos validar) y nos dirá si es válida atendiendo al formato del documento y nos mostrará errores (en caso de haberlos) con posibles soluciones. Aquí­ lo tienes: Servicio de validación del W3C.

¿Eres un validator man?

Recuerda: es bueno para todos cumplir los estándares 🙂