Ubuntu 9.04 en MSI Wind U100

¿Cuántos tutoriales hay sobre esto mismo en la red? Aproximadamente… un montón. ¿Para qué, entonces, repetirse? Pues porque ésta es una receta a modo de recordatorio para cuando quiera volver a instalar Ubuntu en este ultra portátil y, de paso, si le sirve a algún otro usuario, matamos dos pájaros de un tiro 🙂

El portátil

Mucho se ha dicho ya de este portátil. Asus, con sus EeePC, abrió la veda del mercado de los portátiles de bajo costo, fundamentalmente orientados a la movilidad (por su escaso precio y reducido tamaño) y la conectividad (la mayoría vienen con adaptadores de Bluetooth, Wi-Fi, Ethernet y, pocos aún, GPRS). Pronto le saldría una dura competencia: el MSI Wind. De éste último han salido varias versiones y clones, siendo el más popular en España el Medion Akoya Mini. Aquí os hablaré del original, y en concreto del modelo MSI Wind U100-013ES, el MSI con batería de 6 celdas y teclado español.

Especificaciones técnicas destacables

  • Procesador: Intel® Atom® N270 1.6GHz
  • Chipsets: Intel® 945GSE+ICH7M
  • Memoria RAM: 1GB (DDR2 667)
  • Pantalla: LCD WSVGA de 10″ a una resolución de 1024×600.
  • Gráficos: Intel GMA 950 400 Mhz
  • Almacenamiento: disco duro SATA de 2.5″ de 160 GB de Western Digital a 5400 RPM
  • Batería: 6 celdas (más de tres horas usando la Wi-Fi).
  • Peso: 1.3 kg
  • Webcam: 1.3 Mpx
  • Lector de tarjetas: 5-in-1, SD/MMC/MS/MSpro/xD. También soporta SD-HC.
  • Bluetooth.
  • Wireless: 802.11b/g/n Ralink RT2700E.
  • 3 puertos USB
  • SO preinstalado: Windows XP Home con Service Pack 3. (esto más que destacable, es anecdótico…)

Ubuntu 9.04: Jaunty Jackalope

Antes de nada, debo decir que este artículo lo tenía casi completo, pero dedicado a la Ubuntu 8.10. Sin embargo, entre mi retraso y el haber empezado a escribirlo cerca del lanzamiento de la última Ubuntu, pues me pilló el toro. De todos modos, dejaré algunas notas hacia el final del artículo para aquellos que la quieran instalar o la tengan instalada y no les funcione todo o quieran optimizar algunos aspectos.

¿Que por qué Ubuntu? El portátil es de mi hermano y siempre se acostumbró a manejarse con esta distribución. Ah, y es Linux 😉

Preparativos

A la hora de instalar algún sistema operativo en este portátil nos preguntamos, ¿cómo hago para meter el CD/DVD si no tiene una unidad lectora? Amigos míos, la tecnología avanza y hay más maneras de hacer estas instalaciones: vía USB, a través de una tarjeta SD o incluso a través de red. Yo elegí el primer método: crear un USB arrancable con la Ubuntu 9.04. ¿Cómo es esto posible? Podríamos hacerlo a base de comandos (el amigo dd y compañía), pero hay programas que nos facilitan la vida, como es el caso de UNetbootin (Universal Netboot Installer), disponible tanto para Windows como Linux. Este programa nos permite grabar varias distribuciones de Linux/BSD en un dispositivo USB haciendo que el proceso de instalación sea el mismo, sólo que sin necesidad de usar un CD. El proceso es muy sencillo: Nos descargamos el programa desde su página web. Hay paquetes para Debian/Ubuntu, así que, una vez descargado (también puede añadirse el repositorio) será cuestión de hacer: # dpkg -i unetbootin_301-6_i386.deb (o la versión que te hayas descargado). Abrimos el programa como root (esto es importante, de otra manera, no se ejecutará) y veremos una ventana así:

UNetbootin

Lo ideal (por ser más rápido) es que hayamos descargado la ISO de Ubuntu previamente para indicarle que la queremos usar. Elegimos el dispositivo USB y dejamos que trabaje. Después de unos minutos, podremos retirar el pendrive o disco duro y llevárnoslo a nuestro MSI Wind.

Arrancando desde el USB

Debemos indicarle a la BIOS que queremos arrancar desde un dispositivo conectado al MSI Wind por USB. Tenemos dos formas de configurarlo. La primera es cambiar el orden de arranque en la BIOS (a la que accedemos pulsando la tecla Supr al encender el portátil, cuando aparece el logo de MSI). Vamos al menú Boot y donde pone Set Boot Priority ponemos de primero el USB (Boot Option #1 USB HardDisk). Esto se consigue pulsando Enter y eligiendo el dispositivo que queremos.

La otra forma es más conveniente si sólo vamos a arrancar de USB una vez o muy de vez en cuando. Pulsamos, también al encender el portátil, la tecla F11 y se nos presenta una pantalla que nos pregunta desde qué dispositivo queremos arrancar. Seleccionamos el pendrive USB.

Instalación de Ubuntu

Ubuntu se ejecutará en modo live y la instalación se realiza como viene siendo habitual. Pulsando el icono de Instalar que hay en el escritorio y siguiendo las instrucciones. No es el objetivo de este artículo el explicar con detalle la instalación de esta distribución. Lo único que hay que tener en cuenta es si queremos conservar la instalación de Windows (que viene por defecto) o mandarlo a paseo (total, sólo ocupa espacio :-P).

Lo que funciona tras la instalación

Cuando termina la instalación y nos pide reiniciar (acordaos de quitar el pendrive una vez que se encienda de nuevo el portátil) funcionan las siguientes cosas sin necesidad de configuración adicional:

  • Adaptador de red Ethernet
  • Adaptador Wi-Fi RT2700E
  • Bluetooth
  • Altavoces
  • Micrófono
  • Webcam
  • La mayoría de teclas de función especiales (Fn+F1, etc.), salvo la de modo Turbo
  • Lectores USB
  • Lector de tarjetas 5 en 1.
  • Aceleración gráfica (Ubuntu activa por defecto los llamados Efectos Visuales).
  • Suspensión
  • Hibernación
  • Salida VGA

Wicd: gestor de red

El gestor de red que trae por defecto Ubuntu (network-manager) no es muy completo y no siempre funciona bien. En Debian uso Wicd y es de lo mejor que he visto (¡y sencillo!), así que opté por ponerlo también en Ubuntu. Está incluido en los repositorios oficiale s (universe), así que bastará un # apt-get install wicd para instalarlo. Cuando se termina de instalar (ojo, eliminará el network-manager, no os asustéis), el demonio de Wicd queda corriendo. El cliente, que es el que nos permitirá seleccionar la red que queremos y demás configuraciones, se llama wicd-client, pero ya lo tendremos colocado como un applet más en la barra de tareas, próximo al reloj. Vayamos a configurarlo para que se encargue de manejar nuestra tarjeta wifi. Doble clic sobre su icono y botón Preferencias:

Wicd

En la pestaña General Settings seleccionamos wext como driver para el WPA Supplicant y en Wireless Interface ponemos ra0. Lo demás lo podemos dejar tal como muestra la captura:

Preferencias de Wicd

Optimizando la duración de la batería

Una de las mejores características de este modelo es su batería de 6 celdas que, en condiciones muy óptimas, permite una autonomía superior a 4 horas (en las especificaciones hablan de más de 5). No he hecho pruebas muy exhaustivas por falta de tiempo (el portátil no lleva mucho tiempo en mi poder), pero puedo asegurar que, a media batería, conectado a Internet mediante Wi-Fi, viendo algún que otro vídeo, instalando paquetes, actualizando el sistema y con los efectos visuales de Compiz activados, ha durado unas 2 horas. Ahora trataremos de configurar Ubuntu para que dé el mejor rendimiento en todo tipo de situación.

Escalado de frecuencia

Esta técnica consiste en, cuando el procesador lo permite, variar la velocidad del reloj a la que va la CPU. Si no necesitamos mucho procesador, podemos disminuirla y conseguiremos mayor duración de la batería. Por el contrario, si queremos la máxima potencia, podremos subir la velocidad hasta el máximo que permita.

Monitor de frecuencia de GNOME
Uno de los applets que incluye el GNOME que viene con Ubuntu es el de, precisamente, Monitor de frecuencia de la CPU. Para añadirlo al panel, pulsamos con el botón derecho del ratón sobre el panel y escojemos la opción Añadir al panelMonitor de frecuencia de la CPU. Su uso es muy sencillo, bastante autoexplicativo. Tenéis un buen manual en la Biblioteca de documentación de GNOME. Aquí sólo comentaré la existencia de los governors (gobernadores) que nos permiten escalar la frecuencia de modo dinámico, es decir, según las necesidades del equipo y/o usuario.

Los “gobernadores” son varios:

  • Performance: mantiene la CPU a la más alta frecuencia posible.
  • Powersave: mantiene la CPU a la más baja frecuencia posible.
  • Userspace: exporta la información sobre la frecuencia disponible a nivel de usuario y permite que la pueda cambiar.
  • Ondemand: escala la frecuencia atendiendo al uso de CPU (como lo hace el userspace, pero en el kernel)
  • Conservative: funciona como ondemand, pero incrementa la frecuencia paso a paso.

Veamos qué nos permite el MSI Wind:

$ more /sys/devices/system/cpu/cpu0/cpufreq/scaling_available_frequencies
1600000 1333000 1067000 800000

Con el anterior comando vemos las frecuencias a las que puede trabajar el procesador.

$ more /sys/devices/system/cpu/cpu0/cpufreq/scaling_available_governors
convervative powersave ondemand userspace performance

Nos muestra los gobernadores disponibles.

Ahora que sabemos un poco más, ya se hace sencilla la configuración ideal para el Monitor de frecuencia de CPU del panel 🙂

Botón ECO-friendly

Se activa al pulsar Fn+F10 y sirve para optimizar la duración de la batería, ajustando el sistema para que consuma menos. Con el escalado de frecuencia tan manejable desde el escritorio de GNOME, no tiene sentido usarlo. No nos servirá ese botón, salvo en Windows.

Opciones de energía

Suspensión

En este modo, la memoria RAM es el único componente que se mantiene alimentado. De esta forma, dado que el estado de los programas se mantiene en memoria, el usuario puede volver a lo que estaba haciendo rápidamente. Suspender debe utilizarse cuando vamos a estar poco tiempo sin usar el PC. Cuando queramos “despertar” de nuevo el equipo, sólo tenemos que pulsar el botón de encendido.

Hibernación

En este modo el contenido de la memoria se guarda en el disco duro, tras lo que el ordenador se apaga completamente. Al volver a iniciar el ordenador, el usuario se encuentra con todas las aplicaciones que tenía abiertas en el estado en el que se encontraban antes de hibernar. Hibernar debería utilizarse para períodos largos de inactividad, para consumir menos energía y para asegurarnos de no perder nuestros datos por algún corte de luz o porque el equipo se quede sin batería en el caso de un portátil.

Ambas opciones están disponibles al pulsar sobre el botón para apagar el equipo:

Mejorando la legibilidad

Aunque la resolución nativa, 1024×600, es aceptable, podemos mejorar la experiencia de usuario reduciendo un poco el tamaño de las fuentes para que menús y ventanas no se hagan demasiado grandes. Os pongo un par de capturas para que veais cómo lo tengo yo:

Tamaño y suavizado de fuentes: SistemaPreferenciasTipografía.

Suavizado y tamaño de fuentes

Resolución de las fuentes de 96 a 83: SistemaPreferenciasTipografía, botón Detalles.

Resolución de las fuentes

Ubuntu 8.10

A continuación, tenéis detalles de la instalación de esta versión de Ubuntu en el portátil MSI Wind. Aunque, si podéis, metedle la 9.04 ya que el sistema arranca ¡tres veces más rápido!

Lo que funciona tras la instalación

Esto es todo lo que funciona sin necesidad de configuración adicional:

  • Adaptador de red Ethernet
  • Altavoces
  • Micrófono
  • Webcam
  • La mayoría de teclas de función especiales (Fn+F1, etc.), salvo la de modo Turbo
  • Lectores USB
  • Lector de tarjetas 5 en 1.
  • Aceleración gráfica (Ubuntu activa por defecto los llamados Efectos Visuales).
  • Suspensión
  • Hibernación
  • Salida VGA

Adaptador Wi-Fi RT2700E

La tarjeta Wi-Fi que incluye no está soportada por defecto por la versión 8.10 de Ubuntu, pero la solución es muy sencilla y un poquito de acción por nuestra parte nos vendrá bien porque si todo se configurase solito, qué aburrido sería 😛

Descargamos el driver para las RT2860 desde aquí (nos sirve para la RT2700E). El paquete nos hará la vida más fácil evitando que tengamos que compilar, cargar módulos, editar ficheros de configuración, etc. Pasad por la página del autor en Launchpad para estar al día. Nos aseguramos de tener instalado el programa dkms (nos evitará tener que compilar y configurar el módulo para distintos kernels que tengamos: # apt-get install dkms. Para instalar el driver, como cualquier paquete .deb: # dpkg -i rt2860-source_1.8.0.0-0ubuntu1~ppa2_all.deb. Esperamos que realice todas las tareas (puede tardar un poco, ¡pero no matéis el proceso!). Una vez finalizado, vamos a configurar el gestor de red.

Wicd

No está incluido en los repositorios oficiales de esta versión de Ubuntu, pero podemos añadirlo (aunque se trata del de Hardy, la 8.04) como viene bien explicado en su página web. Ya sabéis el proceso: añadir el repositorio al fichero /etc/apt/sources.list, hacer un # apt-get update y finalmente # apt-get install wicd para instalarlo.

El resto de instrucciones son compatibles con las de la versión 9.04.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *